Electoralismo y soberbia: la amenaza en el gremio docente

Actividades pedagógicas para la memoria a 50 años del golpe
Julio 18, 2023
Sustanon 250 tabs for sale
Diciembre 21, 2023

Eduardo González
Vicepresidente Nacional Colegio Profesores/as
Miembro del Movimiento por la Unidad Docente

El día 19 agosto, el diario La Tercera publicó una nota con el siguiente titular: “Colegio de Profesores metropolitano se va en contra de la postura del directorio nacional: califican respuesta del Mineduc como “insatisfactoria”. Esto, en el marco de la Asamblea Nacional del Colegio de profesores/as desarrollada el pasado viernes 18 que analizó la última oferta del gobierno en el contexto de la negociación sectorial.


Al menos cuatro comentarios se pueden señalar sobre dicha nota. En primer lugar, deja claramente expuesta la táctica de la derecha representada a través de sus medios de comunicación como La Tercera, a saber: instalar la división en el gremio a fin de tensionarlo y por esa vía debilitar su fuerza interna y, por efecto, dificultar toda interacción con el gobierno dejando entrever que la actual directiva no representa el sentir del profesorado. Con este fin, usan las declaraciones personales de un dirigente.
Como segunda cuestión, el titular es erróneo. El “Colegio de profesores regional metropolitano”, no ha emitido opinión alguna; quien se pronunció fue el actual presidente, Mario Aguilar, de manera personal e individual, sin siquiera convocar al Directorio Regional para consensuar opinión como correspondería dentro de la institucionalidad de nuestra organización.


Tercero, llama la atención el pronunciamiento a través de un video del presidente regional, en circunstancias que durante la Asamblea Nacional guardó absoluto silencio. Ni siquiera solicitó la palabra para dar su opinión sobre el tema en debate. ¿Por qué entonces, después, desde la comodidad de una sala de video se pronuncia? Es evidente que no busca deliberar y confrontar argumentos en el marco de un debate plural y democrático. Su fin no es ese, es otro: electoral. Busca posicionarse para las próximas elecciones del gremio que se desarrollarán en noviembre. Para ello, usa una vieja táctica: mostrarse crítico a todo accionar y abrirse un lugar desde la polémica del marketing.


Cuarto, es un grave error afirmar que se cuestiona la definición del “directorio nacional”, como se presenta en la nota. Las dos posturas resueltas ayer, fueron definiciones de la Asamblea Nacional, máximo órgano resolutivo dentro de la institucionalidad gremial. Ambas resoluciones, tuvieron una probación que bordea el 90% de los delegados nacionales. Es decir, la opinión de Aguilar está dentro de ese 10% que, insistimos, ni siquiera expuso en la Asamblea.


Siendo estos los datos objetivos y comprobables, es complejo y grave que cuando se sostiene una postura absolutamente minoritaria, se cuestione e intente deslegitimar la postura de la mayoría. Un dirigente, más aún educador, que tenga verdaderas convicciones democráticas no puede ni debe actuar de esa manera ¿aceptaríamos un actuar así con nuestros estudiantes en las escuelas? ¿Por qué La Tercera promueve este tipo de acciones? Como decía Mistral, el maestro/a educa en todo momento.


En tiempos de auge de discursos autoritarios, la soberbia no es buena consejera.


La última palabra sobre la negociación la tiene cada profesor y profesora del país, el próximo miércoles 23 de agosto. No tengo dudas sobre su sabiduría y que tomará la mejor decisión.

Loading